dilluns, 4 de juliol de 2016

Crear una radio en el centro (cap. 2)

Muchas cosas se van sucediendo -¡y demasiado rápido!- cuando se quiere poner en marcha un nuevo proyecto. Tantas y tantas que, a veces, va más rápida la locomotora que leña le pone el maquinista. En esas estamos...


Este curso 2015-16 ha sido de prueba y de formación. Prueba, porque había que ensayar diversas maneras de trabajar, hasta encontrar la más adecuada. Formación, porque todos, alumnos y profesores, partíamos de cero y hemos ido adquiriendo conocimientos, casi vía osmosis, sobre la marcha, más con la práctica que con la reflexión teórica, aunque en ocasiones hemos sido obligados a pararnos y serenamente pensar en lo que estábamos haciendo. ¡La locomotora nos precedía!

No quiero decir que no continuemos con prueba y formación en este segundo curso de radio SWAG FM, pues el mejor método es lanzarse a la piscina y probar y formarse, todo al mismo tiempo. Pero ahora ya empiezan a quedarnos varias cuestiones más claras y enfocamos el nuevo curso 2016-17 con ganas de ir un poco más allá y con pie más seguro.

La Comisión de Radio, conformada por un grupo de valientes alumnos y de unos locos profesores, sigue adelante. Solo que ahora muchos de los profesores hemos decidido introducir (¡por fin!) la radio de forma muy activa y predominante en nuestra práctica docente. Algunos ya lo habían hecho, sobre todo porque sus temarios y programaciones permitían una nueva metodología (pienso, por ejemplo, en los de Tecnología, que son nuestros ídolos y grandes predecesores). Otros sabemos las grandes virtudes de la radio (del trabajo de oralidad, tanto en expresión como en comprensión), pero tal vez estuviéramos más perdidos a la hora de encarar cómo sacarle el jugo desde el punto de vista pedagógico y metodológico (es el caso de las lenguas, todas las lenguas: extranjeras, castellano, catalán...).

¿Y qué sucede con los alumnos? Pues es una decisión de los propios alumnos. Si les toca un profesor que forma parte de la Comisión, no hay duda de que harán radio. Pero, ¿y si no es así? Esa fue la pregunta que les planteamos y por eso esperamos el inicio del nuevo curso para saber la respuesta. Una opción es continuar trabajando con la radio como una materia extraescolar, en horas fuera del currículum y de las materias. Eso implica una gran entrega al proyecto y responsabilidad. Pero es como hemos estado trabajando todo este año y ha funcionado (con sus más y sus menos: las épocas de exámenes han sido criminales).

Sea como fuere, una, que ha formado parte de este proyecto y que ha sudado durante todo el año, tiene ahora la sensación de que lo que hemos logrado entre todos ha sido un pedacito... ¡de MAGIA!



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada